Jesús Rodríguez ‘Suja’: “Los dragos del volcán es mi proyecto más especial”

Jesús Rodríguez ‘Suja’. 'Los dragos del volcán'. | Sergio Méndez

Ilustrador de DIARIO DE AVISOS, ha sido el encargado de darle forma y color al cuento de apoyo escrito por Montse Vázquez

Jesús Rodríguez, ilustrador de DIARIO DE AVISOS, tiene sobrada experiencia a la hora de dar color y forma a diferentes trabajos. En el caso de Los dragos del volcán, admite estar ante su obra “más especial” un proyecto cuidado con mucho esmero al ir destinado a los niños y niñas palmeros afectados por la erupción.

-¿Cómo fue el proceso para plasmar en imágenes la historia de Los dragos del volcán?

“La Fundación de Diario de Avisos me encarga el trabajo dándome un primer borrador con el planteamiento general y la idea que podía adecuarse a cada viñeta. Comencé a dibujar a lápiz teniendo siempre en cuenta a qué edad va dirigido el cuento, porque no es lo mismo hacerlo destinado a niños y niñas que a adultos. Intentamos que no tuviera planos muy detallados para que la atención estuviera centrada en los personajes y sus emociones”.

-Uno de los retos era que aquellos niños y niñas más pequeños, que no sepan leer, también pudieran guiarse por esas ilustraciones.

“Sí, por eso hablamos de personajes muy expresivos, que transmiten todo lo que en ese momento están viviendo para que todos lo puedan entender. Crear a los personajes fue otro de los retos bonitos”.

-Cuénteme cómo fue el proceso de creación de los personajes.

“Sinceramente, desde que Montse Vázquez, la autora, me trasladó la idea fue bastante sencillo dar con los personajes del niño y de su abuelo. Aparecen otros personajes, pero ellos dos son los principales, los que cuenta lo que está ocurriendo. Comencé, por cierto, de una forma muy tradicional, con lápices antes de pasarlos a diseñar en formato digital. y, en el inicio de ese proceso, mi hija, de cuatro años, me acompañó”.

-¿Conocía ya los cuentos de acompañamiento?

“Al tener una niña pequeña conozco todo tipo de cuentos, por lo que sé de las características que deben tener. La forma de dibujar para un niño no es igual que para un adulto. Las líneas y los colores tienen que ser más suaves y darle el punto justo de expresión. En este nos centramos en esas emociones, en la narración, pero logrando que sea accesibles para todos”.

-Llama la atención el colorido de la obra.

“Los colores de la gama cálida están muy presentes, pero, como dije antes, las emociones marcan la gama cromática que se usa, se trasladan a lo que se va contando”.

-También es llamativo cómo se cuenta toda esa historia de una manera resumida.

“La mayoría de la obra es con ilustraciones y creo que tiene mucho mérito, que en un texto que no es extenso logres transmitir todo lo que sienten esos dos personajes después de que en su isla, que es su casa, se haya vivido una desgracia de esa magnitud. El texto está escrito de una manera más orgánica, no línea tras línea, sino que algunos van cambiando de tamaño o se van curvando para que vayan hilándose unos con otros”.

-¿Tiene una dificultad añadida respecto a otros trabajos que ha hecho?

“Tiene una carga de mayor responsabilidad más que de dificultad. Cualquier obra que ilustres tiene una dificultad, pero en el caso de ‘Los dragos del volcán’ existe una responsabilidad, quieres que salga perfecto, porque está destinado a esos niños y niñas de La Palma”.

-¿Se trata uno de sus trabajos más especiales?

“Personalmente, cualquier tipo de trabajo que sirva para ayudar siempre será un buen proyecto para mí. Lo antepongo a otros proyectos porque creo que será algo que se recordará por la ayuda que puede brindar”.


Ir arriba