Canarias toma la delantera en la lucha contra el cambio climático

foro del cambio climático

Canarias dio luz verde el martes a su Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que constituye una legislación única a nivel europeo, al marcar los pasos para la descarbonización del Archipiélago en 2040. Un telón de fondo ideal para dar pistoletazo de salida a la nueva temporada del Punto de Encuentro de la Fundación DIARIO DE AVISOS, celebrado en la mañana de ayer en el espacio Social Lab del Grupo Plató del Atlántico, en Santa Cruz de Tenerife.

El foro, que versó sobre los retos a los que deberán hacer frente las Islas a lo largo de las próximas décadas, comenzó con la intervención del viceconsejero del ramo, Miguel Ángel Pérez, quien reconoció que, si bien la ley “no es la que salió de la Consejería” -al incorporar enmiendas de grupos de la oposición-, tampoco es la propuesta “descafeinada” que, dijo, defendían algunos sectores, que abogaban por prolongar los plazos de adaptación de la economía a los cambios que se pretenden introducir.

“La ley exige mucho a la administración pública, porque tenemos que dar ejemplo, y también establece obligaciones para el sector empresarial y a la sociedad en general. Nos estamos jugando mucho”, indicó el político regional. Y es que, en el marco de entes como el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU, “los científicos nos llevan advirtiendo muchísimo tiempo de que tenemos que cambiar de modelo”. Augurios que habían sido obviados hasta hace bien poco.

Para Pérez, la Comunidad Autónoma tiene por delante un “doble” desafío, puesto que como destino turístico internacional debe mitigar, en la medida de sus posibilidades, los efectos de esta problemática, a fin de continuar siendo un lugar atractivo que visitar y en el que vivir. “Estamos viviendo ya fenómenos meteorológicos adversos que antes eran muy inusuales”, recordó.

El objetivo del proyecto recientemente aprobado por el Parlamento es “que nuestras generaciones futuras puedan vivir en un archipiélago mejor”, poniendo el acento no solo en los datos y parámetros objetivos, sino en la “parte social”. “De nada sirve hacer leyes que pueden mejorar la vida de la gente si no afectan a todos”, proclamó, en referencia a que, dependiendo del nivel de renta, estos efectos pueden ser mayores o menores, por ejemplo, debido al coste de la energía.

HABLAN LOS EXPERTOS

Posteriormente, bajo la moderación de la periodista Laura Afonso, se abrió una mesa de debate con la participación de David Suárez, delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Canarias; Omaira García, doctora en física de la Atmósfera e investigadora de un organismo adscrito a la Aemet, y Abel López, geógrafo e investigador experto en climatología y fenómenos meteorológicos extremos de la Universidad de La Laguna.

“Descarbonizar Canarias es fundamental, y se ha establecido un plazo relativamente corto”, aseguró David Suárez, comparando el umbral definido en la ley isleña, 2040, respecto al que se maneja en la Unión Europea, que habla de 2050. Y resaltó que, entre las acciones previstas, se halla “inculcar en las nuevas generaciones conciencia” por medio de la información y formación. “Ellos son los que van a gobernar en el futuro y van a padecer los efectos del cambio climático”, añadió.

Preguntado sobre el momento en que llega esta regulación autonómica, se confesó “optimista”, al creer que “no llegamos tarde” porque “hay elementos del sistema climático que cambian de manera más lenta”. Mientras la atmósfera sí es más susceptible a las alteraciones, otros parámetros como la elevación del nivel del mar pueden ralentizarse.

Por su parte, Omaira García aseveró que, sin el marco que otorga la ley, “es imposible” mitigar el impacto del cambio climático y del calentamiento global, dos conceptos que, matizó, deben analizarse por separado. En este sentido, respecto al primero, indicó que “es el problema subyacente que se lleva debatiendo desde hace años en foros sin que se tomen medidas concretas”, que, ahora sí, ya están plasmadas en el acuerdo alcanzado por la Cámara legislativa.

“Creo que es un momento importante, porque el calentamiento global ya está en las agendas políticas”, afirmó. Un consenso que, a pesar de no ser unánime en el arco parlamentario, es crucial en el caso del Archipiélago, dado que, prosiguió diciendo, “Canarias es más vulnerable” que otros territorios, “con lo cual es necesario apostar de manera mucho más arriesgada para poder llegar a esas metas”.

Eso sí, avisó de que por no haber hecho los deberes en el pasado, en la actualidad los ritmos de transición deben ser aún mayores: “Las sendas de reducción de gases de efecto invernadero dependen de cuándo empieces. Si hubiéramos empezado en los años dos mil, el periodo de reducción anual sería mucho más asumible que el actual; ahora tenemos que estar en un 20% cada año”.

Abel López, como geógrafo e investigador en Climatología, valoró que “somos el territorio más vulnerable de España frente al cambio climático”, de ahí que considerara oportuno dar un impulso a esta “ambiciosa ley”, especialmente por su sensibilidad con las desigualdades sociales, que se ven acentuadas por el desastre global. “No nos va a afectar a todos igual. Las clases medias y altas tenemos recursos para adaptarnos, pero habrá otras personas que tengan que preguntarse cómo van a comer o pagar la factura de la luz”, incidió.

Así, subrayó que la proporción de emisiones no es la misma entre unos países y otros: “China representa el 35% a nivel global”. A eso se suma que otras naciones en desarrollo han expresado que, para avanzar como sociedad, deben aumentar su nivel de contaminación, ya que procesos como la industrialización traen aparejados un incremento de las sustancias que son expulsadas hacia la atmósfera.

LOS DATOS DE HOY

Una de las voces más autorizadas de la Comunidad Autónoma en esta materia es Aridane González, presidente del Comité de Expertos para el Estudio del Cambio Climático e investigador de la Universidad de La Laguna. El mismo, expuso datos acerca de los efectos “que hemos sufrido en los últimos años, no de los que sufriremos de aquí a 2100”, partiendo de la base de que no es un problema del futuro, sino del presente.

En este sentido, citó como ejemplo que la temperatura del océano que baña las Islas ha aumentado en 0,8 grados, lo que se traduce en que “el ecosistema marino que hoy conocemos no es el mismo”. “Eso conlleva regresión, que desaparezcan especies de nuestras costas. Algunas algas que veíamos hace 15 años ya no están”, dijo, al tiempo que aportó otro: “La biomasa de Canarias se ha reducido en un 90%”.

Con respecto a las tormentas tropicales, advirtió de que “las trayectorias de estos fenómenos están cada vez más cerca, y se han duplicado; eso impacta en la propia salud y en nuestra economía y seguridad”. Un aspecto que figura en la nueva ley, que responde a peligros como que puedan desaparecer decenas de playas, algo que, igualmente, el experto no ve tan relevante como la integridad de las infraestructuras críticas “como desaladoras o aeropuertos”.

“Tenemos una oportunidad única”, proclamó, a la vez que enalteció las capacidades de la región para recolectar y almacenar energías renovables. “Ya sabemos hacia dónde vamos, solo hace falta que entre todos empujemos, no buscar excusas”, concluyó.

LA GOMERA, UN EJEMPLO

Otro estreno que también sirve para contextualizar la temática que se abordó en el Punto de Encuentro es el de Expedición Groenlandia: Viaje al centro del Cambio Climático del planeta. Una producción promovida por la Fundación DIARIO DE AVISOS en la que colaboran tanto la Consejería de Transición Ecológica, Lucha Contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias como el Cabildo de La Gomera, instituciones referentes en combatir contra esta problemática.

Precisamente una consejera de la isla colombina, Rosa Elena García Meneses, intervino en el encuentro, manifestando la sensibilidad del grupo de Gobierno por “la concienciación, la parte educativa”. Una labor para la que piezas audiovisuales como la desarrollada por la Fundación resultan claves.

Así, repasó varias de las acciones emprendidas por la Corporación, como los seis millones de euros destinados al Plan de Sostenibilidad insular, la autosuficiencia energética de los principales edificios públicos o la futura puesta en marcha de cinco nuevos parques eólicos.

“La Gomera es un ejemplo de que poco a poco podemos hacer que las cosas cambien”, declaró, apelando a un pensamiento amplio, a nivel del Archipiélago: “Queremos hacer de Canarias un mundo de sostenibilidad”.


Ir arriba