Con tan solo 32 años de edad, Jesús Camacho se ha revelado como un pastelero que aúna técnicas vanguardistas, pero siempre con la mirada puesta en la tradición, a la vez que disfruta experimentando con verduras o la piel de las papas, sin olvidar la enorme despensa de frutas que se cultiva en las huertas de las islas. Desde el año 2018 Camacho trabaja de chef pastelero en el restaurante Donaire del hotel GF Victoria, en Costa Adeje, junto al chef jefe Francisco Expósito y el jefe de sala Mayta Meza, un trío joven que busca abrir caminos en el mundo de la gastronomía.

Jesús Camacho, aunque nacido en Venezuela, llegó a Tenerife a los 14 años edad y pronto tuvo que buscar empleo en diferentes puestos hasta que le llegó la hora de entrar en el restaurante El Patio de Jardín Tropical donde trabajaban los cocineros Lázaro Rodríguez y Suso Marrero. Tras desempeñar varias funciones, empezó en la pastelería, donde comprobó que, no solo le gustaba, sino que aprendía con rapidez este oficio.

JOSÉ JULIÁN MENA ENTREGA EL GALARDÓN A JESÚS CAMACHO. FOTO: SERGIO MÉNDEZ

Mas tarde siguió su formación en 100% Pan-Pastelería, en Playa San Juan (Guía de Isora) y en el hotel Suite Villa María, en Costa Adeje. Este periodo lo completó con Spai Sucre, de Xano Saguer y Jordi Burtrón, con José María Ribé, de Chocolate Academy y un tiempo como stagier en El Celler de Can Roca, con Jordi Roca. También ha recibido cursos de Oriol Balaguer y Frederic Bau.

Jesús Camacho, desde el magnífico restaurante totalmente acristalado de Donaire, con vistas al Océano Atlántico, recrea una pastelería plena de armonía y contrastes de vanguardia con un estilo básico del punto justo de azúcar, la potenciación de las frutas exóticas o la aportación de las verduras. Su trabajo en Donaire le ha hecho acreedor del reconocimiento a la Mejor Labor en Repostería de los XXXV Premios de Gastronomía de DIARIO DE AVISOS.