A Alejandra Hernández Díaz le entraron pronto ganas de trabajar. Tal es así que a los 16 años entró a formar parte del equipo de El Aderno, eso sí, con la correspondiente autorización de su madre ya que no podía ser de otra manera. Esta joven, nacida en Buenavista del Norte allá por 1982, empezó a destacar y a formarse para integrarse en el equipo de pastelería de este obrador ubicado en ese municipio del Norte de la isla.

El jurado de los XXXVII Premios de Gastronomía de DIARIO DE AVISOS ha otorgado el reconocimiento a Mejor Labor de Repostería a Alejandra Hernández quien es hoy la jefa de partida del chocolate de El Aderno, del chef y propietario Teobaldo Méndez.

Alejandra Hernández ha compaginado su trabajo en el obrador con cursos de formación con grandes profesionales de la pastelería y el chocolate como son Paco Torreblanca, Frédéric Bau, Pedro Rodríguez, Yan Duytsche, Pierre Hermé, Oriol Balaguer y un largo etcétera.

Además, es una pieza imprescindible en la elaboración de los Bombones de Autor, que este año cumplen su undécima edición, proyecto de Teobaldo Méndez que aúna gastronomía y arte y por el que han pasado artistas de la talla de Maribel Nazco, Gonzalo González, Luis Kersch, Fernando Álamo, Adassa Santana, Sergio Gil, Enresto Válcarcel, Idaira del Castillo, Carlos Matallana, Karina Beltran y, el útimo, Santiago Palenzuela.

Teobaldo Méndez, quien mejor conoce el trabajo que realiza Alejandra Hernández, señala que “no hay nadie que toque el chocolate como ella”, y además destaca que “lo hace de manera artesanal”.

La mayor dificultad, según Alejandra Hernández, es “atemperar el cacao para conseguir que el bombón sea brillante”. Y afirma que “el mejor chocolate es el negro, cuanto más cacao tenga, mejor”. Luego, las posibilidades son casi infinitas: bombones, trufas, mousses, huevos de Pascua, piruletas… Y de lo que más orgullosa se siente es de las elaboraciones que ella crea desde cero, por ejemplo, un huevo de Pascua pintado a brochazos.

El jurado ha reconocido con este galardón el esfuerzo constante, el talento y el sacrificio de Alejandra Hernández, quien ha compaginado el trabajo con los cursos de formación para convertirse en jefa de partida de chocolate. Y su especial sensibilidad para plasmar la obra de los artistas en la colección de Bombones de Autor, un trabajo que han reconocido luego los propios autores al ver reflejada su obra en los bombones.