29 DE SEPTIEMBRE DE 2022

TEATRO LEAL DE LA LAGUNA

PATRIMONIOS DE LA HUMANIDAD

DISTINCIONES A LA INNOVACIÓN Y A LA CREATIVIDAD

La Fundación Diario de Avisos presenta la primera edición de los PREMIOS TERRA, galardones de carácter internacional que reconocen iniciativas singulares para la mejora y conservación de los Patrimonios de la Humanidad declarados por la UNESCO, y que, por su naturaleza innovadora y ejemplar labor, hayan aportado un valor añadido al enriquecimiento y protección de bienes naturales y culturales.

Estos premios se entregarán anualmente con la colaboración de la UNESCO y tendrán como sede a la ciudad de San Cristóbal de La Laguna, declarada Patrimonio de la Humanidad desde 1.999.

SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA

SEDE PERMANENTE

Estas distinciones pretenden constatar y reconocer la excepcional huella que tienen este tipo de iniciativas y proyectos en nuestro entorno, cultura, economía y calidad de vida, poniendo en valor el patrimonio mundial como activo clave para la construcción y consolidación de una sociedad más próspera.

Estas distinciones serán otorgadas con carácter anual entre las candidaturas propuestas, de acuerdo a las bases que regirán la convocatoria de los galardones.

LOS PREMIADOS

Los PREMIOS TERRA tomarán en consideración los logros alcanzados en diversos ámbitos contemplados en las categorías de nuestros cinco galardones:

Imagen de la Acrópolis de Atenas

Situada en el enclave más estratégico de Atenas, la Acrópolis se alza imponente sobre un enorme yacimiento a 156 metros sobre el nivel del mar desde hace milenios.

Escenario de asombrosas crónicas, conquistas e historias extraordinarias que se remontan al siglo IV a.C., este conjunto arquitectónico es el mayor símbolo de la majestuosidad y belleza de la arquitectura clásica de la antigua Grecia, así como un nexo directo con las semillas de la cultura y el pensamiento occidental.

El devenir de siglos de historia ha supuesto un desafío para esta colosal estructura, que cuenta con un excepcional equipo de arqueólogos, arquitectos, ingenieros y conservadores que han enfrentado con éxito la titánica tarea de rescatarla del inexorable paso del tiempo. 

La también conocida como “roca sagrada”, debe su actual esplendor a uno de los trabajos de conservación y restauración más innovadores llevados a cabo a nivel internacional.

La investigación, el diseño y la utilización de diversas aplicaciones tecnológicas han permitido mitigar las enormes dificultades de conservación estructural y superficial de los monumentos de la Acrópolis, acompañando ese trabajo de numerosos programas y aplicaciones educativas y divulgativas que enaltecen el valor de este Patrimonio de la Humanidad, declarado como tal por la UNESCO en 1987.

Imagen cenital de la líneas de Nazca

En medio de uno de los desiertos más áridos del mundo, emerge uno de los mayores enigmas de la arqueología de todos los tiempos: lo que hoy conocemos como Líneas y Geoglifos de Nasca y Palpa.

Estas misteriosas formas, trazadas sobre el agreste lienzo de las inmensas pampas peruanas como un retador testimonio de la cultura nasca, fascinaron a una joven científica alemana llamada María Reiche, que en los años 30 se traslada a vivir a Perú para investigarlas, divulgarlas y protegerlas hasta el final de sus días, descubriendo en ellas su pasión y propósito de vida.

Estas misteriosas formas, trazadas sobre el agreste lienzo de las inmensas pampas peruanas como un retador testimonio de la cultura nasca, fascinaron a una joven científica alemana llamada María Reiche, que en los años 30 se traslada a vivir a Perú para investigarlas, divulgarlas y protegerlas hasta el final de sus días, descubriendo en ellas su pasión y propósito de vida.

Su ardua y perseverante labor fue determinante para que este extraordinario enclave arqueológico, distinguido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.994, adquiriese una destacada relevancia internacional, auspiciando tanto en la sociedad como en los estamentos públicos, una mayor toma de conciencia sobre la necesidad de protegerlas y descifrar su mensaje.

Su legado ha tenido en la Asociación que lleva su nombre a sus más dignos y comprometidos continuadores, entidad con sedes en Perú y Alemania que, desde su fundación en 2011, se ha encargado de mantener vivo su espíritu y misión a través de numerosos proyectos de investigación y conservación de este territorio sagrado, único en el mundo.

Fotocomposición del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad

La belleza, magia e historia que atesoran las 15 ciudades españolas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO constituyen un legado único.

Sus monumentos artísticos, arquitectura o paisajes dan forma a un colorido, variado y sorprendente caleidoscopio, que toma cuerpo gracias a la estela que durante milenios han dejado las diferentes culturas y civilizaciones que han sido parte relevante de su historia.

Actuar de manera conjunta en la defensa y promoción de este legado excepcional ha sido el empeño del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, una asociación sin ánimo de lucro conformada por las 15 ciudades, que desde su nacimiento en 1.993 ha sido un ejemplo de respeto mutuo y reciprocidad a la hora de trabajar de forma coordinada en la consecución de sus objetivos.

La épica tarea de conservar sus valores, afrontando con acierto las dificultades y desafíos emergentes, junto a la extraordinaria iniciativa de promover una oferta turística original e innovadora en torno a ellos, germen de sinergias que favorecen oportunidades de desarrollo socioeconómico y bienestar en sus áreas de influencia, son sus señas de identidad y un ejemplo de cooperación que les ha hecho merecedores del reconocimiento y admiración internacional.

Imagen de la ciudad prehispánica de Palenque en México

´Lugar de las grandes aguas´ es el nombre con el que originalmente se conocía a Palenque, capital de una amplia región emplazada en medio de la exuberante selva del estado mexicano de Chiapas, que debe este apelativo a la virtuosa muestra de arquitectura hidráulica que posee.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.987, este enclave exhibe uno de los espectáculos arquitectónicos más impresionantes del planeta, testimonio de una de las principales metrópolis mayas y sede de una de sus dinastías más poderosas, algo que lo ha convertido en una de las Áreas Naturales Protegidas con mayor número de visitantes al año.

Desde la majestuosidad y complejidad de su trazado y monumentos, Palenque se erige como uno de los enclaves arqueológicos mejor conservados del mundo, considerado un auténtico santuario de la época prehispánica y obra incomparable del arte y la genialidad de una de las civilizaciones más asombrosas y de mayor impacto de la historia.

Extraordinariamente integrado en el medio natural que lo envuelve, con una superficie de 1.771 hectáreas, su investigación, conservación y restauración ha supuesto un enorme desafío para el excepcional equipo encargado de descubrir y preservar los innumerables tesoros que alberga, a través de diversos proyectos que han logrado salvaguardar su extraordinario valor.

Imagen del monumento de Stonehenge

Stonehenge es uno de los monumentos megalíticos prehistóricos más importantes del mundo y uno de los grandes iconos de Gran Bretaña.

Erigido durante cientos de años, la razón de su alzamiento continúa siendo un misterio, representando la magia de esta obra maestra neolítica uno de los más notables testimonios del mundo antiguo.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986, su espectacularidad radica no sólo en su envergadura, sino también en la sofisticación y precisión de su diseño arquitectónico, así como en su capacidad para estimular la curiosidad y la imaginación tanto de quienes lo visitan como de quienes desde la ciencia intentan desentrañar sus secretos.

Casi indestructible tras cinco mil años de historia, el círculo de piedras más famoso del planeta resiste ante los numerosos desafíos que acontecen en su entorno, bajo la continua amenaza de la erosión, las cambiantes condiciones ambientales, la afluencia constante de turistas y el cambio climático.

Es gracias a los trabajos de investigación, conservación y protección de Stonehenge, que hoy podemos seguir maravillándonos ante esta inextinguible ventana al pasado e interrogándonos sobre las motivaciones que condujeron a su primigenia construcción.

Con el patrocinio de

Ir arriba