La madre de Anna y Olivia hace un canto a la vida en los Premios Taburiente

Beatriz Zimmerman, madre de Anna y Olivia / Sergio Méndez

Los Premios Taburiente de la Fundación DIARIO DE AVISOS celebran su sexta edición distinguiendo la labor de 11 personas o entidades ejemplares, así como con un reconocimiento al pueblo de La Palma.

Las emociones se desbordaron anoche en el Teatro Guimerá de la capital tinerfeña durante la celebración de la gala de los Premios Taburiente 2021, que otorgó la Fundación DIARIO DE AVISOS en su sexta edición y que distinguieron la labor de once personas o entidades que representan un ejemplo tanto en el ámbito profesional, como en el personal, premiando el valor social y la excelencia profesional.

Una gala en la que La Palma y su pueblo afectado por la erupción volcánica estuvieron muy presentes durante el acto y en los discursos y corazones de los premiados, así como de los asistentes.

Pero el momento más emotivo de la noche vino con las palabras de Beatriz Zimmermann, madre de Anna Olivia, quien entregó el reconocimiento a la tripulación del buque oceanográfico Ángeles Alvariño, y que llegó al corazón de todos los presentes, que se levantaron en una emocionada ovación.

Los Premios Taburiente comenzaron a otorgarse en 2015, con motivo de la conmemoración del 125 aniversario de DIARIO DE AVISOS, y que la pandemia obligó a parar en 2020, retomándose este año con el cumplimiento estricto de todas las medidas de seguridad sanitaria, con una sobresaliente gala en el Teatro Guimerá que reunió a una amplia representación del mundo empresarial, político, económico y social. Asistió al acto el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, y los alcaldes de Santa Cruz y La Laguna, José Manuel Bermúdez y Luis Yeray Gutiérrez, respectivamente, entre otras autoridades.

La Gala de los Premios Taburiente, presentada por María José Enríquez y Alexis Hernández, arrancó con el anuncio del reconocimiento Mención Especial al pueblo de La Palma, que entregó el presidente del Gobierno canario y recogieron Yulián Lorenzo, el platanero que con su fotografía se convirtió en símbolo de resistencia, y María Remedios Armas, una de las primeras vecinas en perder su vivienda. “Solo pido que nos ayuden y no nos olviden”, manifestó visiblemente emocionada María Remedios Armas.

El acto continuó con la entrega del reconocimiento al programa de televisión Tenderete, que celebra este año su 50 aniversario, y cuya parranda Los Tendereteros protagonizó la primera actuación de la noche. El premio lo entregó Elfidio Alonso, director de Los Sabandeños. “Tenderete es un programa que forma parte del patrimonio de todos los canarios”, afirmó su director, Cipriano Almeida.

Carla Antonelli fue la siguiente personalidad reconocida por su trayectoria profesional y vital en favor del colectivo y de los derechos de la comunidad LGTIB. “Nunca más volveremos a bajar la mirada, ni agachar la cabeza, ni pedir perdón por ser quienes somos”, enfatizó Antonelli en su discurso.

La ciencia también tuvo su espacio con el reconocimiento a Francisco Sánchez Martínez, pionero de la Astrofísica en Canarias y España; así como el mundo de las artes, con el premio al músico Teddy Bautista, que entregó Caco Senante, y al artista Pepe Dámaso.

El ecuador de la gala llegó con la intervención de Lucas Fernández, presidente del GRUPO PLATÓ DEL ATLÁNTICO y de la Fundación DIARIO DE AVISOS, quien realizó el importante anuncio de que la Fundación, “con la estricta supervisión de Beatriz Zimmermann, la madre de Anna y Olivia, la Fundación encargará y costeará una escultura que, con la colaboración del Ayuntamiento de Santa Cruz, se va a ubicar en un lugar que proponemos que sea cerca del mar para que Anna y Olivia estén en el corazón de todos nosotros”.

Beatriz Zimmermann protagonizaría uno de los momentos más emotivos de la noche levantando en aplausos al público cuando, en esta segunda mitad de la gala, entregó uno de los galardones a una representación de la tripulación del buque oceanográfico Ángeles Alvariño, que, durante un mes, estuvo realizando labores de búsqueda de las niñas en el mar.

Nerviosa y emocionada, Beatriz quiso manifestar su agradecimiento “por la compasión y amor que todos han demostrado a mis niñas. Me he dado cuenta de que la mayoría de las personas son buenas, ayudan y tienen un gran corazón”. Trasladó su admiración a la tripulación del buque, que “me han salvado la vida, de estar buscando día y noche desesperadamente a mis niñas por el resto de mi vida para nunca encontrarlas”.

Por parte de la tripulación, María Gómez Ballesteros dedicó el premio “a todas las víctimas de la violencia vicaria, en especial a Beatriz y las pequeñas Anna y Olivia”.

Otros de los galardonados durante la segunda mitad del acto fueron el cantante Chago Melián, que protagonizó otra de las actuaciones de la noche; así como el empresario Wolfgang Kiessling, presidente del Loro Parque, quien recordó su trayectoria desde su llegada a la Isla.

El Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz, recibió otro de los premios, que quiso que fuese entregado a La Palma.

Los últimos reconocimientos de la noche fueron para Isabel Prinz, actriz y presentadora, y al emblemático grupo Los Panchos, que recogió su actual voz principal, Rafael Basurto, cuya interpretación del mítico tema Si tú me dices ven puso el broche de oro.


Ir arriba